Seleccionar página

Cómo les conté en otras ocasiones, durante este viaje a Puerto Madryn cumplí años y el día del festejo superó todas mis expectativas. A pesar de estar en pleno invierno, me vestí con el equipamiento profesional, establecí pleno contacto con la naturaleza y disfruté de mi bautismo submarino. Momentos únicos de la vida. 

Siempre me gustó nadar. Además de escribir y viajar, es otras de las pasiones que tengo. Esa mañana del 22 de julio me levanté con muchas ganas de explorar las profundidades del Golfo Nuevo, por eso me reuní con los profesionales, que ya había contactado antes del viaje, y juntos salimos a recorrer. 

No les voy a mentir. El frío siempre estuvo presente, pero nunca me puse a pensar en él porque estaba cumpliendo un sueño. Tras ver algunos videos instructivos, me puse el traje de neopreno, subimos a un bote y comenzó el recorrido rumbo a la Punta Cuevas. 

El traslado es muy especial, dado que te permite tener una increíble vista panorámica de toda la ciudad de Madryn, que se aleja con velocidad. Una vez que se llega, hay que bajar en una pequeña balsa ubicada en el medio del agua para iniciar el proceso de inmersión. 

Los primeros minutos del descenso son lentos y por una escalera. El instructor, que te acompaña durante todo el paseo, siempre garantiza tu bienestar y brinda cada recomendación para utilizar de manera correcta el tubo de oxigeno. 

Desde que el cuerpo queda completamente bajo el agua, cada instante es único. Nadar entre los peces, llegar al punto más profundo del lugar y ver las características del terreno submarino, son experiencias que no se pueden explicar con palabras. ¡Hay que vivirlas!

Cumplidos los 20 minutos se debe volver a la embarcación, que regresa a la costa por el mismo camino. La excursión completa dura 2 horas y, si bien hay muchas empresas que la realizan, los precios son similares. Hasta marzo del 2020 tenía un costo de $3.800.

Al ser una actividad para principiantes no hay muchas limitaciones para realizarla. La edad mínima requerida es de ocho años y no es necesario saber nadar. Quienes lo deseen, pueden inmortalizar el momento por medio del servicio de fotografía y video en full HD. No está incluido en el valor mencionado anteriormente. 

Snorkeling con lobos marinos

Gracias a la excelente relación entre los humanos y los lobos marinos, muchas empresas de Puerto Madryn ofrecen la aventura de nadar con ellos. La excursión sólo se realiza por la superficie del agua, por eso no se necesita experiencia previa para explorar las aguas. 

En la última lista de precios esta actividad figura con un valor aproximado de $4.900. En el caso de que se trate de un bautismo, la cifra se eleva a $7.000.

La duración total oscila entre las 2 y 3 horas, con un tiempo de buceo estimado en 45 minutos. En este caso también se dan clases teóricas en el local de la empresa y se ofrece la posibilidad de filmar y sacar fotos por un costo adicional. 

Buceo para profesionales

Puerto Madryn es la Capital Nacional del Buceo, por lo tanto todos los profesionales sueñan con recorrer sus aguas.

Sumergirse acompañado de lobos marinos es una de las actividades más elegidas. En este caso, se debe reservar con 24 horas de anticipación y cuesta $5.800. 

El bote parte desde la costa en horas de la mañana y navega 30 minutos hasta la Reserva Provincial Punta Loma. El grupo de hasta ocho personas puede disfrutar 45 minutos en las profundidades, hábitat natural de estos 500 mamíferos

Para poder realizar la excursión el profesional deberá tener como mínimo a certificación Open Water Dive para Buceo. 

Bucear entre naufragios

Madryn también tiene puntos de buceo para los más experimentados del mundo. Con un total de siete naufragios en todo el Golfo Nuevo, las salidas suelen durar tres horas y permiten alcanzar profundidades de hasta 30 metros. 

El valor de los distintos recorridos parte de los $4.200 y, para quienes deseen vivir la experiencia durante la noche, el mínimo es de 6 mil pesos. La linterna está incluída en el valor final, pero sus pilas no. 

De todos los puntos para conocer, la visita al Arca de Madryn es el más recomendado. Los buzos que la realizan pueden descubrir un cofre que en su interior guarda mensajes de la comunidad madrynense para la generación del año 2100. El mismo está ubicado a 30 metros de profundidad y cada visitante puede dejar su mensaje.