Seleccionar página

Visitar la localidad de Potrerillos, ubicada en el departamento de Luján de Cuyo, a 54 kilómetros de Mendoza, fue un plan excelente para conocer los alrededores de esta bella ciudad durante nuestras vacaciones familiares. 

Cómo viajamos en auto desde Buenos Aires, movernos por la provincia no fue complejo. Sin embargo, vale aclarar que todos los lugares que visitamos tienen servicios de traslado para quienes no tengan un vehículo propio.

Recuerdo que dejamos el hotel temprano porque en enero del 2018 el viaje desde Mendoza era más extenso del que se puede realizar en la actualidad. Nosotros ingresamos en la famosa Ruta 40 para buscar su intersección con la Ruta 7, por la cual llegamos directamente a Potrerillos. 

Este tramo alcanza los 71 kilómetros y en ese entonces era la única opción. Con la inauguración del nuevo túnel de Cacheuta existe la posibilidad de tomar el camino por la Ruta 82 y ahorrar 17 kilómetros. 

Un ingreso fabuloso 

En todo el viaje logramos disfrutar las maravillas del relieve montañoso que culminan en el ingreso a la localidad. Pequeñas casas entre los árboles aparecen al costado de la ruta, que rodea el Embalse Potrerillos

El agua del Río Mendoza está contenida por un dique del mismo nombre, construido entre 1999 y 2003. Más allá de las distintas opiniones sobre la obra, el espejo de agua formado en las costas del pueblo es hermoso y queda pintado a los pies de las montañas. 

Al cubrir una superficie de 14 kilómetros de largo por 3 kilómetros de ancho, no hay forma que pase desapercibido al ojo del viajero. 

Desde su creación el paisaje local cambió por completo y hasta se produjeron hechos anecdóticos. La Ruta 7, que tiene una longitud de 1230 kilómetros y continúa con otra numeración en Chile, quedó completamente inundada por el embalse. 

El nuevo tramo construido con urgencia dejó en el olvido este suceso, pero si prestan atención encontrarán en Potrerillos el lugar donde la vieja ruta se pierde en las profundidades. 

Trepamos montañas de camino a Tupungato

Potrerillos es un lugar hermoso y recomiendo que pasen al menos una noche en sus alojamientos para disfrutarlo al máximo, pero nuestros planes no incluían una parada muy extensa. 

Después de recorrer algunos sectores del Barrio Cívico, tomamos la Avenida de los Cóndores que nos dejó sobre la Ruta 89. La calzada de ripio, que también atraviesa Villa El Refugio, Las Vegas y Valle del Sol, es un gran desafío para todo conductor. 

El camino tiene innumerables curvas y en los primeros 22 kilómetros desde Potrerillos hay pendientes muy pronunciadas. Este tramo, que en algunos puntos puede ser considerado de hasta cornisa, nos permitió seguir viaje a la localidad de Tupungato. 

Antes de continuar la travesía, que ya se las contaré con detalle en otra nota, nos tomamos todo el tiempo del mundo para disfrutar cada paisaje. 

Tras superar el sector de manejo más difícil, logramos ver al costado de la ruta un pequeño mirador. Estacionamos, bajamos y las vistas obtenidas nos impactaron. 

En la foto donde aparezco de espaldas se puede apreciar las increíbles montañas que tuve frente a mis ojos. Desde este sitio logré mirar todo el camino, gran parte de Potrerillos, el embalse y hasta diferentes cabañas ubicadas en el corazón de la cordillera. 

Podría seguir horas describiendolo  pero ninguna de mis palabras serían suficientes para plasmar la belleza del lugar. ¡Vayan a conocerlo!  

Actividades imperdibles en Potrerillos

Por cuestiones de tiempo, durante mi viaje no pude realizar ninguna de las actividades que voy a mencionar en las siguientes líneas y por eso todo lo que verán a continuación no corresponde experiencias propias. Sin embargo, omitir estas recomendaciones dejaría incompleta la nota. 

Rafting por el Río Mendoza – Profesionales del deporte están establecidos en Potrerillos desde hace más de 20 años y es una opción muy popular entre los turistas. Al día de hoy hay diferentes empresas pero todas hacen recorridos similares. 

Trekking – Dado que hay montañas de sobra, el senderismo es muy recomendado en este lugar. A pesar de que muchos caminos se pueden hacer por cuenta propia, en la localidad se ofrecen distintos recorridos con guías. 

Vallecitos – El centro de esquí y snowboard es la mejor opción para los amantes de la adrenalina que visitan Potrerillos en invierno. El lugar es muy frecuentado por su cercanía a la ciudad de Mendoza y se encuentra sobre el Cordón del Plata. 

Además de tener pistas para todos los niveles, el lugar emplazado a 3200 mnsm cuenta con hostería, cuatro refugios, escuela de esquí, alquiler de equipos y hasta un restaurante.