Seleccionar página

Tandil, ubicado a 353 kilómetros de la capital bonaerense, ofrece una amplia gama de paisajes y es el destino ideal para pasar unas breves vacaciones en familia, con amigos o en solitario. 

Además de estar rodeado por sierras que pertenecen al sistema de Tandilia, en el centro de la ciudad se pueden conocer múltiples parques y miradores que permiten acceder a una vista inigualable. 

Si bien la Piedra Movediza es el sector que más turistas atrae cada año, el Parque Independencia también es muy conocido por su historia y deslumbra a locales y turistas con el Castillo de Morisco. 

La enorme construcción blanca, inaugurada el 4 de abril de 1923, fue un regalo de la colectividad española con motivo del aniversario número 100 de la ciudad. El mismo se construyó en el punto más alto del predio y hoy en día cuenta con su propio restaurante. 

La visión panorámica obtenida única dado que el mirador se encuentra a 100 metros de altura sobre la ciudad. En las 20 hectáreas también se construyó el “Jardín de la Paz” decorado con un monumento a Cristóbal Colón y múltiples canteros de flores. 

41 años después de su abrir sus puertas, se montó sobre su ladera norte el enorme Anfiteatro Municipal Martín Fierro. Cómo tiene capacidad para cinco mil personas, es muy utilizado durante todo el año para llevar a cabo diferentes celebraciones. 

¿Cómo llegar al Castillo de Morisco?

Quienes gozan de un buen estado físico pueden utilizar un camino de piedra que nace en la puerta principal, recorre el sector más arbolado de la zona y termina frente al castillo. Como segunda opción está el acceso vehicular por la calle Camino al Mirador. 

¿Cuáles son los principales miradores de la ciudad?

Además de los mencionados, el destacado relieve de Tandil permite obtener vistas increíbles desde distintos sectores. El Monte Calvario, la Piedra Movediza, Cerro El Mate y Cerro del Libertador; son los más próximos a la ciudad e ideales para conocer si tienen pocos días.