Seleccionar página

El Torreón del Monje es una de las construcciones más antiguas de la ciudad de Mar del Plata y, por suerte ahora, con sus 116 años, luce mejor que nunca. 

Antes que surjan dudas, el título es principalmente anecdótico. La construcción parece de estilo medieval y fue construida con ese objetivo, pero no es tan antigua ni tampoco funcionó como una fortaleza de defensa. 

Debido a sus características, las instalaciones actuales se pueden utilizar para diferentes fines. Es por eso que la experiencia de conocerlo tiene muchos matices. 

Todo depende de lo que elijas hacer. Desde admirarlo por fuera de manera gratuita hasta disfrutarlo por dentro mediante un importante evento de 800 personas. Hay opciones para todos los gustos. 

Más allá de que Mar del Plata tenga muchas construcciones que se le parezca en cuanto al estilo, ninguna es similar al Torreón del Monje. Fue un enorme proyecto, que pasó por diferentes etapas, y hoy es aprovechado al máximo. 

¿Su ubicación? Envidiable. Está a pasos de una bonita playa (de la cual hablaremos más adelante) y desde allí se puede apreciar gran parte del centro. Ideal para conocer las clásicas postales.

Entre piedras y leyendas

La parte más antigua del Torreón fue construida por iniciativa del empresario Ernesto Tornquist, quien tuvo el interés de inaugurar un nuevo mirador en la ciudad. 

Desde el minuto cero pidió que se llevara a cabo con materiales similares a los castillos medievales europeos. El arquitecto, Carlos Nordmann, lo comprendió inmediatamente. 

Las obras avanzaron con la misma velocidad que una leyenda empezó a recorrer las calles de Mar del Plata. 

Según Tornquist, un trabajador había encontrado una caja, que en su interior tenía una carta. Aparentemente, el documento había sido escrito por el Padre Antonio Santillán en 1695. 

¿Qué decía? Testificaba que en el lugar ya había existido una fortaleza de piedra, construida por un tal Ernesto Tornero, utilizada para defender a los nativos de las invasiones europeas.  

Aunque puede ser que haya gente que lo crea, y lo respetamos, lo cierto es que no hay pruebas en la actualidad sobre lo relatado, ni tampoco hay evidencias del documento. 

La fecha más importante

El domingo 28 de febrero de 1904, cuando la temporada de verano estaba por finalizar, todo Mar del Plata presenció la inauguración de la Torre Belvedere. No, no nos equivocamos. Ese fue su primer nombre. 

Algo muy importante es que, con o sin leyenda, Tornquist inmediatamente donó a la Municipalidad de General Pueyrredon toda la construcción a estrenar. 

¿Qué se inauguró hace casi 117 años? Si prestas atención, en la primera foto de la izquierda, al final de esta nota, se ve el torreón y una pequeña construcción lindera. Eso, seguido del espacio donde hoy está el restaurante, representa la obra original. 

El espacio gastronómico existió desde los primeros días. En su interior funcionó una confitería, que estaba pegada a la casa de los cuidadores (ya no existe porque fue demolida). 

Los primeros cambios

El Torreón del Monje fue una belleza desde sus primeros días, pero el paisaje cambió mucho a su alrededor. 

En sus comienzos había que realizar toda una travesía para visitarlo. No existían caminos disponibles, quedaba lejos de la joven ciudad y la única opción era circular por el medio de un campo. 

Sin embargo, todo cambió muy rápido. “La Feliz” se modernizó inmediatamente y hoy encontramos la construcción en pleno centro. 

Pero no nos adelantemos tanto. La primera modificación sobre la estructura, protagonista de esta nota, ocurrió entre 1927 y 1929, cuando se le anexó un segundo ambiente. 

¿Cómo identificarlo? Básicamente es la zona de la cúpula y todo lo que cubre el techo de tejas rojas (o anaranjadas). No hay que ser expertos para reconocer que los metros cuadrados disponibles se duplicaron. 

A eso hay que sumarle otro trabajo: la construcción de la pedana. En simples palabras, una enorme plataforma semicircular, ideal para estar un poquito más cerca de la playa. 

Entre obra y obra, el nombre también cambió. Pasó a llamarse Torre Pueyrredón, haciendo mención al título del municipio donde se encuentra. 

Del éxito al abandono

El final de los años 20 habían sido muy positivos para el bello Torreón, que cada vez ganaba más popularidad entre los vecinos y turistas. 

Tras la incorporación del nuevo espacio, allí funcionó el Pigeon Club, en donde se practicaba “tiro a la paloma”. Una actividad que no perduró. 

Hacia 1940, las instalaciones tomaron otro rumbo: se convirtieron en la sede del Círculo de Oficiales de la Marina. 

Muchos pasaron por este nuevo espacio, que se mantuvo activo hasta mediados de 1960 cuando se trasladó a otro lugar. ¿Qué sucedió con el Torreón? Cerró sus puertas. 

Entre los 60´s y 70´s la construcción tuvo su peor momento. Quedó en manos de nadie, empezó a deteriorarse por falta de mantenimiento y estuvo al borde de ser demolida. 

Ya no había esperanzas de salvar un sitio antiguo, pero un vecino tomó las riendas y cambió la historia. 

El gran Domingo Parato

Identificado como empresario y vecino de Mar del Plata, el señor Domingo Parato tuvo la iniciativa en 1979 de salvar al Torreón del Monje, ya conocido con ese nombre. 

Sabía que era un proyecto muy grande porque el lugar estaba al borde de la destrucción, pero no hubo barrera que se le interponga y supo diagramar todo para revivirlo. 

Además de acondicionar los sectores más antiguos, empezó desde cero en cuanto a la pedana que estaba en situaciones críticas. 

No solo la mantuvo en pie, sino que también la modernizó y utilizó la zona donde están los cimientos para construir tres salones. Hoy son una belleza, todos miran al mar y son utilizados con diferentes objetivos. 

Aunque haber salvado al Torreón ya era memorable, Parato fue por más: en 1980 mandó a construir dos escolleras en la zona y creó una playa de la noche a la mañana, en un lugar que hasta el momento solo había piedras. 

El nuevo espacio se llenó de turistas y de a poco la zona recuperó su esplendor. El empresario local rápidamente se volvió famoso en la ciudad y fue premiado con muchos reconocimientos por todo su trabajo. 

Camino a la gloria

Los últimos años del siglo XX y todo lo transcurrido del XXI, fueron una seguidilla de buenos momentos para el Torreón del Monje. 

Hacia 1993 la Municipalidad de General Pueyrredón lo declaró “Bien de Interés Patrimonial”, título que le permite acceder a una protección especial y un mantenimiento constante. 

Diez años más tarde se dio otro paso importante. El arquitecto Máximo Boneti reconstruyó el famoso puente que cruzaba sobre el Paseo Jesús de Galíndez. 

Si, aunque lo mires y parezca original, no lo es. Dicha pieza fue demolida, por lo tanto, la actual solo tiene 18 años de antigüedad, aunque se mimetiza perfectamente con el resto del lugar. 

El Torreón de nuestros días

Al analizar la última década, podemos comprobar cómo el Torreón del Monje está cada día más lindo. 

Cuando cumplió los 109 años, el 28 de febrero de 2013, la famosa pedana incorporó un Módulo Gastronómico que se sigue modernizando. Es la réplica de la histórica Rambla Lasalle. 

Hacia 2017 se inauguró el “Parador Sur” y un año después abrió el “Club de Playa”. Ambos sitios se complementan con el hermoso restaurante que hay en su interior, el cual conocemos muy bien y ya describimos en otra nota. ¡Permanece abierto las 24 hs!

Entre otras implementaciones modernas, el Torreón hoy alberga el Club de Emprendedores Mar del Plata, tiene una piscina muy nueva, luce un salón de fiestas con capacidad de hasta 800 personas y ofrece otro pub llamado “Belvedere”. 

Esto recién empieza…

Aunque todo el establecimiento brilla y funciona a la perfección, el proyecto ideado por Parato, quien lamentablemente ya no está entre nosotros, continúa creciendo. 

Sus descendientes son quienes están a cargo de lo que allí sucede y supervisan con detalles todas las obras del “Parque Patrimonial Oceánico Urbano Torreón del Monje”. 

Ya mencionamos las más recientes incorporaciones, pero el plan es mucho más largo. Eso significa que en un futuro muy cercano vamos a seguir charlando sobre los nuevos espacios habilitados en las inmediaciones del Torreón.

Más experiencias en Mar del Plata

Más noticias

Australia seguiría con las fronteras cerradas hasta el 2022

Australia seguiría con las fronteras cerradas hasta el 2022

Australia, el país que vive una situación privilegiada por ser de los territorios con menos casos de Covid-19 en el mundo, seguiría con sus fronteras internacionales cerradas al turismo, por lo menos, hasta el segundo semestre del 2022.  La novedad fue anunciada por...

Prueba social | Vuelven las noches de fiesta a Barcelona

Prueba social | Vuelven las noches de fiesta a Barcelona

España espera un gran movimiento turístico en el próximo verano y quienes gobiernan tienen muy en claro que los viajeros no solo se mueven de día, por lo tanto, en Barcelona se hará una prueba social para evaluar si vuelven las noches de fiesta.  En el proyecto está...

Alemania eliminó la cuarentena y se abrió al turismo

Alemania eliminó la cuarentena y se abrió al turismo

Europa está a punto de adentrarse en el verano y, si bien el turismo es muy importante, la pandemia aún continúa presente. Alemania está al tanto, por eso, luego de un gran análisis, eliminó la cuarentena para casi todos los viajeros.  Lo mencionado no es un caso...