Constitución es uno de los barrios más conocidos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A simple vista se lo relaciona con la enorme estación ferroviaria, pero hoy te vamos a contar la otra parte, no tan conocida. 

En la actualidad nos animamos a decir que muy pocas personas caminan por sus calles para pasear. Al ser una de las entradas más importantes a la ciudad, casi todos llegan por cuestiones laborales o debido a cualquier otro tipo de obligación. 

Es un barrio donde todo pasa rápido. Colectivos, trenes, el Subte, camiones, taxis y miles de personas con la mente puesta en la rutina diaria, son el clásico paisaje de este sitio tan particular. 

Pocos se detienen a ver el paisaje urbano. Te puede gustar o no el barrio en la actualidad, pero nadie puede negar la fabulosa historia que hay detrás de esas paredes. 

La mayoría no presta atención al sitio que recorre y en 2020, con ayuda de la tecnología, casi ignora todo a su alrededor, sin admitir que forma parte de su vida.

Si, a la ida viajas apurado/a para llegar en horario al trabajo y a la vuelta tenes la misma prisa para no perder el último tren que te lleve a casa. 

No es algo totalmente placentero pero la vida pasa rápido y, aunque no sean vacaciones, capáz un día podés despegar la mirada del celular para mirar los edificios y conocer algo nuevo. Constitución está ahí, esperando a ser visto con “ojos de turista”. 

Sus comienzos

Después de la pequeña reflexión que compartimos todos los que hacemos El Diario de Viaje, es el momento ideal para empezar a conversar sobre la historia de este lugar, fruto de la unión de dos barrios coloniales. 

¿Dos? Si, aquí, cuando el actual territorio argentino aún estaba administrado por España, estaba por un lado el Barrio de Concepción y, por el otro, el Barrio de la Convalecencia. 

Concepción se fundó en 1727 cuando el obispo de la ciudad solicitó los terrenos, sin uso hasta entonces, para construir una pequeña capilla. 

El proyecto se volvió realidad en 1733 cuando el templo religioso fue inaugurado y, cinco años más tarde, recibió el nombre de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción. Por suerte sigue en pie, sobre la Avenida Independencia al 910.

Con la iglesia en su máximo esplendor, la zona debía seguir creciendo y fue el momento ideal para construir la Plaza de la Concepción. 

Aunque mejoraba el paisaje, el objetivo principal fue montar un espacio para estacionar las carretas, que ya no podían seguir transitando el corazón de CABA debido al crecimiento inminente de la ciudad. 

Un paso más cerca de su rutina actual

El espacio de carretas se volvió muy popular hacia el cierre del siglo XVIII y por eso, al comienzo del siguiente, precisamente en 1821, se lo eligió para montar el nuevo mercado de frutos de la ciudad de Buenos Aires. 

La urbanización era cada vez más grande hacia 1857 y debido al caos constante en el tránsito, se decidió trasladar el mercado a una zona más despejada. No lo podés creer pero es así. El amontonamiento de peatones ocurre desde hace casi 200 años en esta zona. 

Dicha modificación fue muy importante porque el antiguo mercado pasó a llamarse Constitución. Ese suceso, sumado a que la Constitución de Buenos Aires se firmó en 1854, permitió que el nombre quede grabado a fuego para el resto de los años. 

El cambio más importante de su historia

Hasta el momento todas las variantes habían sido de gran importancia en la zona de Constitución, pero ninguno se compara con la llegada del Ferrocarril del Sud, el 14 de agosto de 1865. 

Hay mucho que hablar de este lugar en cuanto a la historia ferroviaria. Tanto que preferimos armar una nota especial sobre cada uno de los sucesos sobre rieles que cambiaron la historia del barrio y la de todo el país. 

Sin embargo, no podíamos continuar charlando del barrio sin mencionar el momento en el cual los trenes empezaron a rodar. 

A modernizar se ha dicho

A finales del siglo XIX, Buenos Aires encaró muchos planes para modernizar toda la ciudad y Constitución no quedó excluido. 

Fue Marcelo Torcuato de Alvear, intendente de la ciudad en 1884, quien propuso modificar el histórico mercado. ¿Que hizo? Lo dividió en dos. El sector oeste lo transformó en una plaza y el este quedó para uso exclusivo de los comerciantes. 

El cambio fue impactante, pero sería aún mayor el sucedido ocho años después, cuando el 30 de octubre de 1892 se decidió eliminar el mercado para que la plaza avanzara hacia todo el terreno. 

Fueron años muy importantes para Constitución. Muchos terrenos deshabitados fueron adquiridos por nuevos vecinos de todas las clases sociales y, al mismo tiempo, grandes empresas eligieron el sitio para instalar depósitos. 

Desde conventillos a enormes casonas de fin de semana, desde pequeñas calles a amplias avenidas rodeadas de industrias. Modificaciones constantes y muy agitadas que, sin lugar a dudas, dejaron su huella.

Transformaciones impactantes

Hasta el momento, que seguro leíste cada párrafo de los escritos, habrás notado que poco de lo mencionado se parece al actual centro de Constitución. No, no nos equivocamos. Ocurre que en los últimos 120 años el barrio cambió muchísimo. 

A comienzos de siglo se inauguró otro templo religioso muy famoso, que hoy sigue en pie frente a la plaza. Lo pueden ver en las fotos secundarias de esta nota, data del año 1923 y se llama Iglesia del Inmaculado Corazón de María.

Década tras década todo fue evolucionando. Hay quienes dicen que el cambio fue necesario debido al aumento de importancia que tuvo Buenos Aires y otros hubieran preferido dejar todo como estaba. Siempre hay opiniones encontradas en Argentina. 

Al mismo tiempo que la Estación  Plaza Constitución (de la cual hablamos en otra nota) se modernizó con velocidad para recibir a más pasajeros, todo el barrio se adaptó para instalar la mayor cantidad de medios de transporte posibles. 

Entre 1900 y 1950 llegó el Subte, empezaron a rodar por las calles cientos de colectivos y hasta aumentaron las frecuencias ferroviarias con el fin de recibir a miles de personas que viajaban desde y hacia el conurbano bonaerense. 

El cambio en el paisaje no termina acá. Durante la segunda mitad del siglo aparecieron las autopistas, que exigieron una demolición masiva de muchas manzanas donde había todo tipo de construcción. 

Hacia 1974 se extendió la Avenida 9 de Julio, seis años después fue inaugurada la Autopista 25 de Mayo y al poco tiempo se concluyeron las obras de la Autopista 9 de Julio Sur. Constitución quedó rodeada de asfalto. 

De momento, todo sigue parecido

Se podría decir que, en comparación a todos los cambios que tuvo el barrio desde sus comienzos, en el siglo XXI aún no hubo ninguno de esa magnitud. 

Obvio que se modernizaron las instalaciones y muchos espacios de la actualidad tienen menos de 20 años, pero no hubo que demoler nada más. 

En nuestros días el centro de Constitución recibe 42 líneas de colectivos y más de 700 mil personas recorren sus calles por jornada, haciendo uso de todos los transportes públicos disponibles. 

Es un barrio donde se ven todas las realidades de Buenos Aires y, depende a quien le preguntes, puede ser que no te recomiende visitarlo. En nuestra opinión recorrerlo es algo muy importante, sobre todo para conocer un enorme trozo de cultura porteña. 

No te dejes llevar por la opinión de los demás. Al igual que ocurre en todo el mundo, la única forma de eliminar los prejuicios es conociendo el sitio en persona.

Más Destinos Turísticos de Buenos Aires

Otras Noticias Viajeras


Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function WP_Optimize() in /www/eldiariodeviaje.com/htdocs/wp-content/plugins/wp-optimize/cache/file-based-page-cache-functions.php:178 Stack trace: #0 [internal function]: wpo_cache('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /www/eldiariodeviaje.com/htdocs/wp-includes/functions.php(4757): ob_end_flush() #2 /www/eldiariodeviaje.com/htdocs/wp-includes/class-wp-hook.php(287): wp_ob_end_flush_all('') #3 /www/eldiariodeviaje.com/htdocs/wp-includes/class-wp-hook.php(311): WP_Hook->apply_filters(NULL, Array) #4 /www/eldiariodeviaje.com/htdocs/wp-includes/plugin.php(484): WP_Hook->do_action(Array) #5 /www/eldiariodeviaje.com/htdocs/wp-includes/load.php(1052): do_action('shutdown') #6 [internal function]: shutdown_action_hook() #7 {main} thrown in /www/eldiariodeviaje.com/htdocs/wp-content/plugins/wp-optimize/cache/file-based-page-cache-functions.php on line 178